Normativa Huertos Herlgar


huertos urbanos en Sevilla

 

 

 

 

NORMAS  HUERTOS  HELGAR SEVILLA

 

 

  1. El uso de los huertos será exclusivamente el cultivo agrícola de hortalizas, verduras, flores, frutas, quedando expresamente prohibida cualquier otra actividad,  el almacenaje de cualquier tipo o la construcción de cualquier obra de fábrica.

 

  1. El tipo de agricultura a practicar será ecológica y orgánica, estando expresamente prohibido, salvo autorización expresa, el uso de productos fitosanitarios.

 

  1. El huerto será asignado a un único titular que responderá por el incumplimiento de sus obligaciones.

 

  1. No se permitirá:
  •  El uso del huerto como residencia, sea o no permanente.
  •  El uso de fuego en toda la finca.
  •  Hacer barbacoas dentro de la finca.
  •  Instalar cualquier tipo de valla o elemento de separación que pueda molestar a los vecinos.
  •  Tener animales dentro de los huertos para no molestar a los vecinos.
  •  El cultivo de plantas prohibidas,  ni realizar actividades molestas, nocivas o insalubres.
  1. Los arrendatarios deben comportarse de manera respetuosa no solo con el medio ambiente, sino con sus vecinos y el personal de la finca.

 

  1. Deberá hacerse siempre un uso responsable tanto del agua, como de otros recursos naturales implicados en el proceso productivo.

 

  1. El arrendador no se responsabilizará de robos ni pérdida de herramientas o cultivos.

 

  1. Todas las acciones que el arrendatario pretenda hacer en la finca y que no estén contempladas en esta normativa, deberá antes de su ejecución, comunicarlas al arrendador   quien dará permiso expreso para que su realización se pueda llevar a cabo.

 

  1. Extinguido el contrato, por cualquier causa, el arrendatario perderá el derecho sobre los productos no recogidos o allí almacenados, quedando todo en beneficio de la finca, sin que por ello pueda exigírsele indemnización o contraprestación alguna y todo ello al margen de la responsabilidades que se le puedan exigir al arrendatario por los daños y perjuicios causados.

 

NORMAS SOBRE LAS INSTALACIONES

  1. Los usuarios de los huertos tendrán que mantener estos y sus instalaciones en perfectas condiciones de funcionamiento.

 

  1. La zona de huertos contará con unos servicios comunes para los usuarios de los huertos, que estará a cargo del personal de la finca debiendo hacer aquellos un uso correcto de los mismos.

 

  1. El arrendatario queda obligado a reparar o reponer aquellos bienes o equipos que resultaren dañados o averiados por su culpa, negligencia o mal uso.

 

NORMAS SOBRE AGUA, CULTIVOS Y RESIDUOS

 

  1. Será preferible el uso del riego por goteo en todas las parcelas. El arrendatario deberá hacer un uso responsable del agua y se compromete a respetar, y controlar el volumen total del agua consumida.

 

  1. El agua es un bien común que debe utilizarse responsablemente. El uso del agua para regar los cultivos es gratuito, sin embargo la dirección de la finca se reserva el derecho a instaurar en el futuro una cuota por riego efectuado en el caso de estimar que no se hace un uso correcto del mismo.

 

  1. Para deshacerse de restos vegetales no se emplearán las quemas bajo ningún concepto, ni se arrojarán a los huertos vecinos, o zonas comunes o el resto de la finca. En caso de que no se puedan compostar, deberán ser retiradas de la finca por el propio hortelano.