Huertos urbanos Sevilla

HUERTOS URBANOS SEVILLA AL ALCANCE DE TODOS

alquiler de huertos urbanos

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Mi cariño a la naturaleza  viene desde la infancia. Yo me recuerdo con unos 3 años, cogida de la cálida y protectora mano  de mi padre, paseando por un camino bordeado de hortalizas y verduras y recuerdo su voz  nombrándomelas, aquellas son zanahorias, y aquellas otras lechugas, esas de ahí son remolachas, aquellas verdes son acelgas y estas gordas son calabazas…

Crecí rodeada de grandes huertas que abastecían el mercado de la ciudad, sin embargo, mi padre sólo  sembraba forraje para sus vacas, que eran las que nos daban de comer y mi madre cuidaba de sus gallinas y su cerdo para el gasto de la casa  y también se encargaba del cuidado   de su jazminero, sus  rosales, sus geranios. sus  alhelíes.

MI CARIÑO POR LA NATURALEZA

Hace dos años, navegando por internet me dí cuenta de  que  existe un   movimiento en torno  a la horticultura, con gran cantidad de aficionados y  que en diferentes ciudades se estaban gestionando pequeños huertos de alquiler, en los que por una cantidad módica, se les daba la oportunidad de poder cultivar  en huertos urbanos a personas que viven cerca. La idea me entusiasmó y de ahi el crear huertos urbanos Sevilla HELGAR.

Yo disponía de un terreno muy cerca de mi ciudad y empecé a darle vueltas a la idea de poner en práctica lo que otros ya estaban haciendo. Tuve que convencer a mi familia para que me apoyaran, lo que no fue fácil pero al final terminaron viendo la posibilidad de que lo que yo proponía pudiera funcionar y nos pusimos manos a la obra.

La respuesta a nuestros anuncios demostró que tenía razón y se unieron a nosotros bastantes personas ilusionadas   por poner en práctica su afición. Y ahí seguimos, tratando de consolidar todo esto,  con la satisfacción de haber hecho realidad un sueño y con la alegría de ver cómo la gente disfruta  de la Tierra, cultivándola y recogiendo sus frutos de estos huertos ecológicos.

10007065_268209623360961_8985764942860925885_n

CULTIVAR UN HUERTO URBANO

Cultivar en un huerto urbano es un bonito pasatiempo, una actividad creativa y gratificante que no deja indiferente al que lo intenta, ya que se adquieren hábitos de vida saludable, se hace un ejercicio nada aburrido, se come más sano, se respira aire limpio y oxigenado, nos saca del hormigón y nos acerca a la naturaleza; en suma nos hace desconectar de lo desagradable de nuestras vidas  y nos conecta con la paz que nos ofrece el campo.

Por último, quiero agradecer a todas aquellas personas que de alguna manera me han apoyado. A los que me han dado ánimo, a Paco porque sin su participación esto no se habría puesto en marcha, a las personas que han acudido al reclamo de nuestra propaganda y sobre todo a mis padres por haberme dejado su querida parcela, fruto de toda una vida de trabajo y sacrificios y por haberme transmitido su cariño por la naturaleza.